Sabemos que, según cual sea nuestro target, no es lo mismo utilizar computadora que ordenador. Sin embargo, muchas veces lo olvidamos cuando traducimos el contenido de nuestra web en distintas lenguas y eso afecta, inevitablemente, a nuestro posicionamiento en los buscadores.

Por ello, desde LEXIC te damos 5 consejos que, a través de una traducción especializada y profesional, pueden ser clave para mejorar tu posicionamiento (SEO).

Redacta como un nativo:

Ten en cuenta las variantes lingüísticas de cada país o territorio. Por ejemplo, a pesar de que el inglés sea la lengua común entre EEUU, GB o Australia, hay ciertos términos que cambian o que incluso escribiéndose igual tienen significados distintos. Aunque para un americano las patatas fritas se llamen french fries, difícilmente las encontrará en una carta de un restaurante de Londres si no sabe que allí las denominan chips.

Investiga, pues, cuáles son las palabras clave de los productos o servicios de tu empresa en cada país en el que los ofreces.

Acuérdate de las imágenes:

Las imágenes suelen ser las grandes olvidadas en la traducción de nuestra web, pero desde el punto de vista de SEO resultan relevantes. Traduce el nombre del archivo, ten en cuenta el title y el texto alternativo de la imagen. Sé descriptivo, conciso y usa las palabras clave de cada idioma.

Escribe con alma de lingüista:

Sí, sabemos que las keywords son la razón de ser del SEO, pero procura racionalizar su uso. No te lo aconsejamos nosotros, sino el omnipresente Google, que penaliza la repetición excesiva de las mismas palabras clave, ya que considera que no es contenido de calidad, sino una engañosa estrategia para escalar en el competitivo mundo del posicionamiento. Así que elabora y traduce el contenido de los textos con amplia variedad de recursos lingüísticos en la lengua que estés utilizando.

Ejemplo que nos da Google:
Vendemos humidificadores de cigarros. Nuestros humidificadores de cigarros personalizados están hechos a mano. Si desea comprar un humidificador de cigarros, contacte con nuestra especialista en humidificadores de cigarros personalizados en la dirección humidificadores.cigarros.personalizados@example.com
(Fuente: https://support.google.com/webmasters/)

No uses traductores automáticos:

Google indica en sus directrices de calidad no incluir texto traducido automáticamente. Las traducciones automáticas suelen contener errores e imprecisiones gramaticales y, por lo tanto, no solo resultan un freno para el buen posicionamiento, sino que pueden transmitir una imagen pobre de la empresa.

Ten en cuenta la estructura:

Para optimizar el posicionamiento de tu marca, también es necesario ser riguroso y preciso en la elección y traducción de las palabras clave que uses en los elementos estructurales.

Por ejemplo, el título de la página (<title>) debe incluir los términos apropiados que describan tu página web. Además, los buscadores consideran que cuanto más a la izquierda se ubica una palabra dentro del título, más importancia tiene.

También debes tener en cuenta su longitud e intentar no exceder los 65 caracteres para evitar que éste pueda ser recortado por los buscadores.

En LEXIC Language Solutions somos profesionales de la traducción y podemos apoyarte en la tarea de internacionalizar tu negocio.

Pídenos más información.