Con una globalización que sigue cada día eliminando barreras y un creciente uso de Internet a todos los niveles, son muy pocos los factores que limitan una comunicación eficaz entre una empresa y su público objetivo. Entre ellos, el tener que escoger un solo idioma en su sitio web o el hecho de no traducir correctamente el contenido del mismo. En la actualidad, para ofrecer sus servicios y existir a nivel mundial, las empresas deben presentarse en la red en varios idiomas.

En efecto, hoy en día una página puede ser visitada por millones de personas de distintas nacionalidades con idiomas y costumbres diferentes.  Por ello, es imprescindible que el contenido esté traducido correctamente según las características de nuestro producto o servicio y las necesidades de nuestros usuarios. De repente, entras a una web de electrodomésticos para conocer los detalles de un producto en concreto y te encuentras con un vídeo en inglés. ¿No es muy amigable con el usuario, verdad? Por ejemplo, en este caso una traducción audiovisual correcta en cualquiera de sus tipos (subtitulación, locución o doblaje) podría haber sido un elemento decisivo en el proceso de compra.

Un par de datos interesantes más:

El 52,5% de las personas afirma comprar sólo en sitios web que presentan la información en su idioma nativo.

52,5%

El 74% de la gente es más probable que regresen a tu sitio web si el servicio postventa también está en su propio idioma.

74%

Sobran motivos para concluir que la traducción de contenidos web debe ser generada de manera integral y, sobre todo, por parte de traductores profesionales.

En Lexic, contamos con profesionales especializados en diversas áreas y en múltiples formatos de contenido web que traducen y optimizan un contenido atractivo y accesible para más personas. Para lograrlo se utilizan procesos estandarizados de procesamiento, producción, gestión y control de calidad, y se respetan las reglas del posicionamiento web (SEO) para favorecer la visibilidad en buscadores.